.

.
NOTA IMPORTANTE: Dado el carácter serio de este proyecto y para poder publicar las quejas que mandáis al presente blog será imprescindible la identificación del denunciante y, sobre todo, que el texto donde se explica la denuncia no contenga palabras malsonantes y guardando siempre las formas y la educación... aunque cueste. En el caso de no seguir esta norma básica, la denuncia no será publicada.
LOS DOCUMENTOS DE DQE

domingo, 3 de febrero de 2013

ATENCIÓN: NOTA DE DOCE TABLAS

A propósito de las distintas consultas que han ido surjiendo en este blog:

"A raíz de las intervenciones de nuestro Despacho en este blog han llegado algunas preguntas solicitando también información sobre el Sistema Arbitral de Consumo, su virtualidad y su funcionamiento.

El Sistema Arbitral de consumo es un sistema extrajudicial de resolución de conflictos entre consumidor y empresario. Ante un conflicto entre ambos, éstos se someten a la resolución de un Colegio Arbitral que tomará la decisión correspondiente en el asunto de referencia, teniendo dicha resolución el carácter de vinculante, como si fuese una Sentencia.

El sistema está pensado para favorecer a los consumidores que obtienen así acceso a un sistema de resolución de conflictos más ágil y sin coste (toda vez que, en ocasiones, el coste elevado y la relativa lentitud son notas que definen a la jurisdicción ordinaria), sin embargo, tiene un problema que lastra el propio concepto: el sometimiento a esta vía es voluntario para las partes y sólo procede concurriendo la voluntad de ambas.

Con las características señaladas, generalmente al consumidor le interesa esta vía pero al empresario no. En la praxis el empresario, salvo que exista oferta pública de sometimiento a arbitraje de consumo, no se somete al Sistema Arbitral de consumo y prefiere obligar al consumidor a acudir a los Juzgados. La razón no es que en la jurisdicción ordinaria el empresario tenga mayor garantía de éxito. El motivo es más bien estratégico: confía en que los costes y la lentitud apuntados son factores disuasorios para el consumidor a la hora de acudir a esta vía.

Con causa en la explicación expuesta, salvo que concurra oferta pública de sometimiento a arbitraje de consumo (la empresa se somete públicamente a arbitraje incluso antes de aparecer el conflicto), nosotros recomendamos unir a grupos de afectados, colectivizar las reclamaciones (para reducir significativamente costes) y recurrir a la jurisdicción ordinaria".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario pero recuerda que si este contiene insultos o datos particulares no será publicado, debemos mantener las formas aunque cueste.